Más de Portada
Urgen en Senado indagar liga PRI-Odebrecht
Complican vialidad trabajos en el túnel
Propondrá Coparmex salario de $95.24
Obligarán a Uber y Cabify acatar medidas
Citará Senado a Nieto y al Procurador
Arma CNTE plantón en Zócalo de Oaxaca
Transmitirá Fox Sports a Xolos y Santos
Destituyeron a Fiscal por incómodo.- ONG
Pide AN aclarar transferencias PRI-Odebrecht
Chocaron auto de Pulido.- Chivas
Hallan cuerpo en San Pedro
Anuncia Puebla acciones por violencia de género
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Negocios?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Vigilar ducto cuesta $2 millones ¡diarios!

  • Foto: El Norte
  • El poliducto que conecta refinerías de Cadereyta y Madero es el más caro para trasladar combustibles. Foto: Archivo
Luis Valle
Trasladar y cuidar los combustibles a través del ducto que los lleva de la refinería de Pemex en Cadereyta a la de Madero, Tamaulipas, que es el segundo más robado del sistema nacional de Pemex, cuesta casi 2 millones de pesos diarios a los mexicanos.

De acuerdo con un análisis de EL NORTE, con información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Gobierno gasta hasta un millón 910 mil pesos en un día normal de operación de este conducto, de 488.5 kilómetros y capacidad operativa de 38 mil barriles diarios.

Esto lo convierte en el más caro para trasladar combustibles y vigilar.

Según datos que Pemex entregó a la CRE, el costo toma en cuenta el volumen transportado, la distancia y aspectos de seguridad del tramo.

En reportes pasados se ha señalado que la seguridad de este ducto ha estado a cargo de Pemex y la Policía Federal por tierra y aire, además de que se monitorea la presión del flujo para detectar ordeña.

El pasado 11 de abril se publicó que este poliducto, que transporta gasolinas y diesel, es el segundo más ordeñado en el País, después de otro ubicado en Puebla.

Una fuente cercana a Pemex señaló en esa ocasión que la mayoría de lo robado a ese ducto se registra en Tamaulipas, aunque aseguró que en los primeros meses del 2017 ya se habían detectado al menos dos tomas clandestinas en Nuevo León.

Tan sólo en el último trimestre del 2016, de ese ducto se sustrajeron unos 2 mil 880 barriles diarios en el sentido Madero-Cadereyta.

El transporte y vigilancia de combustible en ese sentido le cuesta a Pemex un millón 609 mil 150 pesos diarios, para una capacidad disponible de 47 mil barriles diarios, para lo que se utilizan dos tramos del ducto.

El primero, de 219.4 kilómetros, desde la refinería en Tamaulipas hasta el "Kilómetro 0", que es el límite de los Estados, tiene un costo diario estimado de 773 mil 150 pesos.

El segundo, de 269.1 kilómetros, de esta ubicación a la Refinería en Cadereyta, de 836 mil pesos.

En total, considerando costos a máxima capacidad, el gasto en traslado y vigilancia ronda los 2 millones de pesos.

Ramsés Pech, socio de la consultoría Caraiva y Asociados, señaló que estos costos no los está incorporando la empresa a las tarifas de transporte que la misma CRE le aprobó, ya que los está recuperando por medio del Gobierno federal, pero que será un problema para quienes construyan ductos privados.

"El detalle es", dijo el especialista, "ver cuánto le cuesta al Gobierno y cuánto le costará después a las empresas productivas del Estado o privados en la seguridad en su inversión de ductos".

Eduardo Rodríguez, presidente del fondo FlatStone Capital Advisors, con sede en Canadá, señaló que, mientras no haya certeza de que los costos por ordeña se puedan internalizar en los cobros por transporte en ductos privados, difícilmente podrían prosperar nuevos proyectos en el corto plazo.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS