Más de Portada
Notifican a Eugenio detención provisional
Elevan puños para honrar a víctimas del sismo
Acude Pedro Morales a audiencia
Detienen a mujer ligada a red de trata
Señala dificultad para eliminar baches
Prevén dependencia de estados dañados
Rinde protesta Fiscal por 7 años
'Chicharito' entre la realeza
Se registran en Reynosa enfrentamientos y bloqueos
Pugna Krauze por debates en 2018
Rechaza PRI eliminar gasolinazo
Alistan suspensión de autonomía catalana
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Vida?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

¡Qué gran cierre!

  • El violinista británico Charlie Siem fue ovacionado en repetidas ocasiones durante su presentación, en la clausura del Festival Internacional de Santa Lucía. Foto: Mónica Patiño
Gabriel Rangel / Crítico musical
No cabe duda de que el Concierto para Violín y Orquesta, de Johannes Brahms, es uno de los pilares del repertorio sinfónico y, al igual que el de Tchaikovsky o Beethoven, es una prueba de fuego para el solista.

Tal prueba fue superada con creces por Charlie Siem, en su primera presentación en el País, durante el concierto de clausura del Festival Internacional de Santa Lucía.

Ante una público que ocupó la totalidad de las sillas dispuestas en la Explanada de los Héroes, y acompañado por la Sinfónica de la UANL, el solista inglés sorteó con aplomo los pasajes de escalas rápidas y las variaciones rítmicas.

Su mano derecha resolvió con la agilidad demandada por el autor, trinos con claridad.

A través de la amplia cadenza del primer movimiento, Siem expresó el aire romántico e intenso de la obra. Sin duda, un concertista de talento sobresaliente.

El aplauso reiterativo de los asistentes hizo que Siem se mostrara pródigo en sus encores al brindar dos: El primer movimiento de la Segunda Sonata para Violín, de Eugène Ysae, basado en el tema inicial de la Partita 3, de J.S. Bach, además de "The Herd-Girls' Sunday", del noruego Olle Bull.

La audiencia continuó el aplauso ávida de un tercer encore, pero el violinista finalizó su participación.

Durante la velada, el ensamble universitario dejó escuchar un acompañamiento, como es ya habitual, sólido y atento al solista, quien mostró una actitud sobria todo el tiempo.

Para la ocasión se contó con la participación del director huésped, Antonmario Semolini.

A diferencia del solista, el italiano mostró una técnica poco aseada, confusa y carente de elegancia, que se hizo más evidente durante el célebre vals "El Danubio Azul", de Johann Strauss hijo.

El programa se complementó con la Danza Húngara 1, también de Brahms, y la obertura "Las Hébridas", de Félix Mendelsshon.

En resumen, un buen cierre para el festival. Esperamos que Siem vuelva pronto a la Ciudad... con otra batuta.

Un noche de aplausos

El protocolo de la música de concierto establece que el público generalmente debe esperar a que termine una obra para el aplauso.

Sin embargo, fue tal la emoción de los más de 7 mil 500 espectadores (cifra oficial) que acudieron a escuchar al violinista Charlie Siem, que no dudaron en hacer estallar la ovación tras el primer movimiento del Concierto para Violín, de Brahms.

Tras esta primera parte de la obra romántica, donde el solista lució sin acompañamiento una cadencia de gran exigencia técnica, el público aplaudió efusivamente la ejecución del músico.

Los espectadores, de todas las edades, dieron aplausos respetuosos al término del segundo movimiento para luego ofrecer con entusiasmo una ovación de pie al concluir la pieza.

"Estoy muy contento de estar en Monterrey", dijo entre aplausos el también modelo, quien luego regaló dos encores.

También agradó al público la última pieza del programa, el célebre vals "El Danubio Azul", de Strauss, en la que algunos espectadores movieron su cuerpo al ritmo de la música e imitaron la marcación del compás del director.

Al final, la ovación fue entusiasta.

Con información de Luis López

Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS