Más de Portada
Pide CNDH recorte sin afectar derechos
... Y señalan dificultades para bajar sueldo a jueces
Advierten otro fuero con 'Fiscal carnal'
Llevarán a CIDH indagatoria contra Rivera
Narran unión de cárteles en juicio de Chapo
Acusan complicidad de Trife con Moreno Valle
Insisten diputados en regular salarios
Desconocen dirección provisional del PRD
Asesora Riobóo a AMLO en Tren Maya
Inicia Estados Unidos retiro de soldados en frontera
Llega Tigres Femenil a la CDMX
Impugnará Senado freno a ley de salarios
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Vida?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Música con aire global

  • Craig Hella Johnson. Foto: Especial
  • Mason Bates. Foto: Especial
  • Spektral Quartet. Foto: Especial
  • Yo-yo Ma. Foto: Especial
  • Anoushka Shankar. Foto: Especial
  • Michael Spiro Foto: Especial
Luis López
Detrás de cada obra, artista y álbum con nominación a un Grammy no sólo está el gusto por cantar, tocar y componer, sino también el impulso por transmitir con su trabajo un mensaje sincero.

En la 59 entrega de los premios Grammy, que será mañana, cientos de artistas y productores se reunirán para celebrar los mayores logros musicales del año pasado en todos los géneros y categorías.

Los nominados de este año provocan con su música todo tipo de reacciones, como reflexiones ante una tragedia, asombro hacia elementos fantásticos, celebración de las raíces culturales y un análisis muy serio de la risa.

Éstos son algunos de los que contienden por una de las máximas preseas a la excelencia musical a nivel internacional.

UN ORATORIO CONTRA EL ODIO

Un homenaje a una de las más conocidas víctimas recientes de crimen de odio en Estados Unidos presenta el compositor y director coral de Minnesota, Craig Hella Johnson, en su oratorio "Considering Matthew Shepard", compuesto y grabado el año pasado.

En la producción, nominada al Grammy para mejor álbum de sonido envolvente, el compositor, quien lleva la batuta desde el piano, reconstruye con coro y ensamble instrumental la tragedia de Matthew Shepard, estudiante asesinado en 1998 por su homosexualidad.

Musicalmente la obra es una amalgama de géneros musicales considerablemente distintos entre sí, desde melodías de canto gregoriano hasta canciones con sabor pop y country, que sin embargo se tejen a la perfección con la narrativa.

Versos de varios autores, entrevistas, notas periodísticas y pasajes del diario de la víctima componen el libreto del oratorio que no sólo narra la violencia, sino también dedica un tiempo a retratar a Matthew más allá de su martirio, con la personalidad alegre que lo caracterizaba.

MUSICALIZA A BORGES

Seres que han poblado la imaginación humana por siglos reciben un tratamiento musical de gran complejidad y riqueza sonora en la obra orquestal "Anthology of Fantastic Zoology", del estadounidense Mason Bates.

La obra compuesta en el 2016 y nominada al Grammy por Mejor composición clásica contemporánea se inspira en el Manual de zoología fantástica, también conocido como El libro de los seres imaginarios, de Borges.

El autor argentino, en conjunto con Margarita Guerrero, hizo un compendio de distintas criaturas fabulosas, desde seres mitológicos, como el cancerbero y el basilisco, hasta animales creados por escritores, como el gato de Cheshire de Lewis Carroll.

La ejecución a cargo de la Sinfónica de Chicago, bajo la batuta del italiano Riccardo Muti, sobresale por su atención al detalle para crear timbres únicos para los animales presentados en los 11 movimientos de la pieza.

Suenan, por ejemplo, los blocs de madera veloces al retratar a los duendes, cuerdas calmadas con un clarinete agitado en la sección de las ninfas y los potentes metales en la presentación del zaratán, mítica criatura marina sobre cuyo lomo se encuentra una isla con vegetación.

HUMOR SERIO

Para el Spektral Quartet, la comedia es un asunto tan serio que decidieron dedicarle un álbum entero.

El ensamble de Chicago está nominado al Grammy por mejor interpretación de música de cámara por su álbum "Serious Business", donde presentan piezas que no necesariamente buscan causar risa, pero sí presentan el humor en un ángulo distinto.

Ejemplo de ello es la obra del 2014 "The ancestral mousetrap" de David Reminick, que exige al cuarteto ejecutar complejos pasajes de contrapunto al mismo tiempo que cantan textos de carácter macabro y absurdo.

El álbum incluye la pieza "Hack", escrita en el 2015 por Chris Fisher-Lochhead, que replica con sonido el "timing" de las rutinas de comediantes famosos como Dave Chappelle, Sarah Silverman y el fallecido Robin Williams.

Además de estas dos piezas, de autores estadounidenses contemporáneos, se presenta el Cuarteto No. 30 de Haydn, apropiadamente titulado "La broma", cuyo final engaña al escucha, ya que parece no terminar.

REFUGIO EN LA MÚSICA

Entre los posibles ganadores del Grammy a mejor álbum de world music están Yo-Yo Ma y Anoushka Shankar, virtuosos de instrumentos muy distintos que, sin embargo, se enfrentan en su música a la misma pregunta: ¿qué es el hogar?

Ambos músicos son de nacionalidades distintas a las de sus padres: él, estadounidense de padres chinos, y ella, india nacida en Londres, por lo que no es sorpresa que inspirarían sus fusiones sonoras en el fenómeno del desplazamiento humano.

En su álbum "Sing me home", el violonchelista colabora con el Silk Road Ensemble, grupo de artistas de 20 países con quienes aborda música tradicional de Irlanda, Macedonia, Mali y Japón, permitiendo escuchar la relación de timbres y melodías entre cada cultura.

Por su parte la sitarista, heredera de la música clásica india de su padre, Ravi Shankar, une el timbre de su instrumento a voces de artistas y activistas internacionales en su producción "Land of gold", donde aborda la lucha de los refugiados en busca de una mejor vida.

PRESENCIA CARIBEÑA

Mezcla centenaria de etnias, lenguas, religiones y sonoridades, el Caribe se funde en un crisol que explota con la riqueza sonora de la Orquesta Sinfonietta en el álbum "Canto América".

Compite por el Grammy al mejor álbum de jazz latino el proyecto liderado por el percusionista Michael Spiro y el trombonista Wayne Wallace, ambos estadounidenses, que ofrece múltiples dosis de virtuosismo en piezas que exploran la historia y cultura caribeña.

Columna vertebral de la diversidad sonora reflejada en el álbum es su cuarto tema, una interpretación del clásico de Mongo Santamaría "Afroblue", que en 12 minutos evoluciona del canto y percusión tradicional yoruba al fortísimo del ensamble de 35 músicos.

Ésta es una de varias nominaciones al Grammy que recibe una producción de música caribeña. Otros contendientes son un tributo a Irakere por el pianista cubano Chucho Valdés y un homenaje al también isleño Juan Formell y Los Van Van.

Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Música

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS