Más de ElNorte
Lanzará NL consulta por Pacto Fiscal
Elige Biden a latino como Secretario de Seguridad
Se extiende alerta de inundación a Macuspana
Promueven en Senado 'producto milagro' con Jaime Maussan
Desaloja GN plantón contra termoeléctrica en Morelos
Jugarán Tigres Cuartos en jueves y domingo
Advierten que EU inunda a México de fusiles de alto poder
Abre AMLO puerta a cambiar iniciativa sobre outsourcing
Piden festejar a la Virgen de manera virtual
Se apunta por candidatura a Gobernador con Morena
Denuncian senadores de PAN a AMLO por inundaciones
Impone SFP sanciones a seis farmacéuticas
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Estados?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Indaga desaparición y ahora corre peligro

  • El Hotel Montejo, ahora abandonado, habría sido el último lugar que vio con vida al hijo de Carmen. Foto: Especial
Aline Corpus / Corresponsal
En un estado en el que se cuentan por cientos los desaparecidos y donde un delincuente confesó que deshizo en ácido a decenas de sus víctimas, una madre investigó y descubrió el posible lugar donde su hijo fue enterrado por criminales, pero lo más difícil para ella ha sido encontrar apoyo de las autoridades de Baja California.

Carmen elaboró y pegó pancartas en las que pedía ayuda para localizar a su hijo Fernando Humberto Palma Arcadia, desaparecido el 12 de noviembre de 2015; hizo decenas de llamadas e interrogó a testigos. Todo en un año 8 meses.

Miguel Ángel Guerrero Castro, coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), reconoció en conferencia el pasado 1 de septiembre que "jamás nadie quiso decir nada" en los interrogatorios de la autoridad sobre este caso.

Admitió que por las entrevistas que hizo Carmen, se ubicó el lugar donde se hallaron dos osamentas, una de las cuales podría ser la de Fernando.

La mujer sólo siguió un dato de la última llamada con su hijo, mismo que compartió con la PGJE desde un inicio.

"Mamá te quiero", le dijo Fernando. Lejos de alegrarse, esas tres palabras pusieron en alerta a Carmen.

"Mi hijo jamás, jamás, me decía algo así. Así que solo le contesté '¿dónde estás Fernando?' y él susurró 'Hotel Montejo', después, colgaron la llamada", platicó Carmen.

Otra mujer que buscaba a su hermano supo que Carmen preguntaba por el paradero de Fernando y le contó que éste estaba enterrado en el hotel Montejo, debajo de unas escaleras, "encementado". La joven sospechaba que su familiar también estaba enterrado ahí.

El hotel está abandonado. Está en una zona donde los cárteles Tijuana Nueva Generación y Sinaloa disputan el territorio para la venta de drogas al menudeo, de acuerdo con la PGJE.

El 22 de julio, Carmen encontró el celular de Fernando y pidió públicamente ayuda para desenterrar su cuerpo.

Días después, la Unidad Estatal Investigadora de Búsqueda de Personas no Localizadas inició la exhumación de restos.

Tras seis días de retirar escombros, la Policía Ministerial halló dos osamentas, una de ellas con ropa parecida a la de Fernando. Ahora espera su identificación formal.
En peligro
Antes de localizar las dos osamentas, Carmen le pidió apoyo a su ex pareja, Juan Ruperto Beltrán López, para que le ayudara a buscar a Fernando, pero éste fue asesinado días después de hablar con ella.

El 31 de agosto, Carmen acudió a la PGJE a preguntar por los avances en los exámenes de ADN de las osamentas, y vio la carpeta de homicidios de personas no identificadas. Ahí descubrió la foto de la cabeza de Beltrán López, sin torso.

Un día después, Miguel Ángel Guerrero Castro, coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de la PGJE, realizó una inusual conferencia sobre la desaparición de Fernando; dio a conocer que Beltrán estuvo preso en el penal de Almoloya de Juárez por delitos contra la salud y dijo que la principal línea de investigación en el caso era el narcomenudeo.

También identificó por nombre y apellido a Carmen.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California ha abierto 30 expedientes presentados por familiares de personas desaparecidas en las que se acusa a la PGJE de violar sus derechos humanos.

Con respecto al caso de Carmen, la Comisión solicitó medidas cautelares y de protección para la víctima y su familia.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Norte

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS