Más de Portada
Confirma el Trife transas de Bronco
Arranca verano con presas a medias
Y a Morena lo investigan por tabloide millonario
Alegan en Zuazua que priista sólo se fue 'a platicar'
Enfrenta Banxico dilema
Eleva Trife gasto a 2 independientes
Pagó ex Alcalde de Ramos $69 millones a fantasma
Las campañas dejan 'heridas'
'No era extorsión, le cobraba deuda'
Acusan que el INM separa familias
'Chucky': papá y crack
Clausura Profepa hotel en La Boca
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Vida?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Anorexia, bulimia y ahora ARFID

  • Jennifer Thomas es investigadora del Hospital General de Massachusetts. Foto: Cortesía UDEM
Daniel Santiago
Aunque no tengas miedo a ganar peso, limitar tu menú a los mismos dos o tres alimentos procesados es una señal de un trastorno del que cada vez más alertan los científicos y que se suma a los ya conocidos, como anorexia y bulimia.

"Es un desorden donde las personas no ingieren suficiente comida ni suficiente variedad de comidas", dijo ayer Jennifer Thomas, investigadora del Eating Disorders Clinical and Reaserch Program del Hospital General de Massachusetts.

"Y no tiene nada que ver con la figura o peso, estas personas no se preocupan si son muy gordos, sino que piensan más en que la comida sabe desagradable o tienen miedo de vomitarla o no les da mucha hambre".

Se trata de ARFID, las siglas en inglés de Avoidant Restrictive Food Intake Disorder, indicó Thomas, de visita en Monterrey. Su traducción al español sería Trastorno por Restricción de Consumo de Alimentos.

Este desorden lleva a la pérdida de peso, crecimiento inadecuado o deficiencia nutricional. Más que experimentar un intenso miedo a ganar peso, como ocurre en la anorexia, las personas evitan ciertas comidas debido a un trauma de alimentación.

Sobre todo, al resultarles desagradables ciertas características como la textura, el sabor y la temperatura del alimento.

"Es un problema que la gente probablemente ha tenido por muchos años, pero se le dio un nombre hasta el 2013", dijo Thomas. "Entonces los pacientes empezaron a darse cuenta de que la podían tener y llegaron a la clínica preguntando qué podían hacer acerca de este desorden, cuál es el tratamiento".

La investigadora está en la Ciudad para ofrecer mañana en la UDEM la conferencia "Nuevas fronteras en los trastornos de la conducta alimentaria (TCA)", abierta a especialistas y público en general.

En su charla, Thomas hablará sobre ARFID, pero también de otros trastornos de la conducta alimentaria, así como de los tratamientos cognitivos conductuales que científicamente están probados que funcionan.

Thomas es autora del libro Almost Anorexic: Is My (or My Loved One's) Relantionship with Food a Problem? en el que se enfoca en esas conductas que se quedan en el área gris sin llegar a un diagnóstico.

Y es que, ejemplifica, hay personas que pueden no reunir todos los criterios técnicos que caen en el rango de anorexia, bulimia o consumo compulsivo, pero que tienen una conducta alimenticia de riesgo.

Hay quienes, por ejemplo, se ejercitan compulsivamente para quemar calorías, lo que representa un síntoma de desorden, pero no enfrentan el problema porque no caen en el diagnóstico. Por eso el título del libro es "Almost Anorexic..." (Casi anoréxico).

La información sobre trastornos de la alimentación debe ser de interés tanto para hombres como para mujeres, dice Thomas.

Y es que aunque en anorexia y bulimia la mayoría de las pacientes son mujeres, en ARFID hay estudios que se indican que la mitad de hombres y la mitad de mujeres, en todas las edades, la enfrentan.

Mayores informes sobre la conferencia al teléfono 8215- 4500. La conferencia será en la UDEM a las 19:30 horas. Entrada 250 pesos.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Salud

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS