Más de Portada
Llama Treviño a aceptar desistimiento
Colapsa escalera con aficionados rusos en Roma
Confianza está en juego por NAIM.- Coparmex
Investiga Fiscalía Anticorrupción a Monterrey por derrumbe
Reinician transición en Monterrey
Exigen plan de emergencia por caravana
También Torres impugna fallo en Guadalupe
Sepultan a policía caído en ataque a casa de Rivera
Piden afines a Elba reinstalación, año sabático...
Guarda luto caravana migrante
Muere al prenderse fuego
Preparan auditorías a Cámara y Corte
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Gente?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Coqueta y talentosa

  • La actriz, de 85 años, tiene una exclusividad vitalicia con Televisa, a donde acude cada dos semanas para que le arreglen las uñas y el cabello. Foto: Juan Ignacio Ortega
Paula Ruiz
De lo único que tomó clases fue de baile, porque de actuación, en sus tiempos, en la llamada Época de Oro del Cine Mexicano, no se usaba.

Fotogalería



La única escuela de la que todavía sigue aprendiendo Queta Lavat es la de la vida, esa misma que la ha ayudado a brillar como actriz en 70 años, que este 2015 los celebra y que la mantiene vigente en los escenarios.

A sus 85 años de edad, Enriqueta Margarita Lavat Bayona no sólo está lúcida, además suena bromista, y aunque nació en el siglo pasado, dice que se ha adaptado a cada época y tiene una frase que le gusta repetir: renovarse o morir. Y sí, Queta prefiere lo primero.

"Pues mira, soy una mujer con criterio amplio, adaptada a la época porque tengo nietos (10) y no quiero que sientan que su abuelita es antigua y retrógrada, más bien que vean que los apoyo y estoy con ellos con lo que hacen. Me guste o no me guste, es la época", dice.

TALENTO DE FAMILIA

Con la misma decisión con la que habla ahora, en 1945, a los 15 años, Queta hizo su debut como actriz en la película Las Colegialas con un papel pequeñito gracias a la invitación que le hizo su prima, la reconocida actriz María Elena Marqués, de sumarse al elenco.

"Ella (María Elena) y yo habíamos bailado juntas toda la vida en una academia, a mis papás les gustaba mucho que yo bailara y saliera en festivales. Para ese tiempo, mi prima ya era estrella de las películas, ya había hecho Doña Bárbara, La Trepadora y Así se Quiere en Jalisco con Jorge Negrete", recuerda la actriz, quien es hermana del desaparecido Jorge Lavat.

Tras su primera experiencia en cine, vinieron más ofertas de trabajo con papeles pequeños, incluso como extra, por ejemplo participó en La Perla y Carita de Cielo.

Aunque al principio tuvo el apoyo incondicional de su prima, un día ésta le dijo: 'Yo ya te puse en la puerta, tú sabes si entras o te quedas afuera'.

"Afortunadamente entré y no me he vuelto a salir", señala la actriz que este año celebra 70 de carrera y quiere sumar más, pues tiene como meta llegar a los 75 y recibir su medalla en la ANDA.

SU ESCUELA: LA VIDA

"Nunca estudié actuación porque en mis tiempos no se usaba", reconoce entre risas.

"Mi escuela fue la vida y la práctica en cine. Yo estudié baile nada más de niña, cuando entré al cine ya no estudié nada, ya nada más trabajaba. Los sets de filmación y el teatro son la mejor escuela que hay".

Durante su infancia, Queta estuvo rodeada por el amor de su familia, sus padres y sus seis hermanos, con quienes habitaba en una casa en la Colonia San Rafael, en el DF.

Su estatus social fue el de una familia de clase media alta, comenta, su abuela era aristócrata, de provincia, de quien le heredó la educación, la clase y las buenas costumbres.

Si de algo puede presumir, es que tiene buena memoria y facilidad para aprenderse sus diálogos, de hecho, ése fue su éxito para destacar primero en el cine y después en la televisión, donde, dice, fue de las precursoras.

SU ÉPOCA DORADA

De su amplia filmografía hay una película que está en la memoria del público, incluso es un clásico del cine nacional: Dos Tipos de Cuidado, con Jorge Negrete y Pedro Infante.

Ahí hizo el papel de Genoveva, novia de Jorge Bueno (Negrete) e hija del General, interpretado por José Elías Moreno.

La cinta escrita y dirigida por Ismael Rodríguez, que se filmó en una casa de Tlalpan y otras locaciones del DF, se caracterizó por la buena camaradería entre su elenco.

"Jorge Negrete, a quien yo llamaba don Jorge, era un señor muy respetable, con gran educación y clase. Era además muy cordial y lindo. En las tardes nos invitaba a todos a tomar café con pan dulce que él nos llevaba", indica la actriz, quien actualmente vive sola.

Para don Jorge, quien era su novio en la película, Queta era "la Arañita Lavat", por su afición de tejer en sus ratos libres durante la filmación.

"Fíjate que toda la vida he tejido, desde niña, de hecho ahorita estoy tejiendo (durante la entrevista telefónica). Yo siempre estaba tejiendo en los descansos y eso le llamaba mucho la atención: '¿Cómo que una niña tejiendo?', eso déjelo a las viejitas, pero no a las niñas', me decía".

Además tuvo la oportunidad de compartir el set con él en cinco películas: Camino a Sacramento, Un Gallo en Corral Ajeno, Lluvia Roja, Tal Para Cual y Dos Tipos de Cuidado.

A finales de la década de los 40, tuvo la oportunidad de interpretar a la hija de Fernando Soler en Las Tandas del Principal, cuyo trabajo le permitió una nominación al Ariel.

UN SÓLO AMOR

A pesar de que conoció a los actores más brillantes del cine e incluso trabajo con ellos, Queta asegura que no fue una chica enamorada.

Con el padre de sus cuatro hijos, el cinematógrafo Armando Carrillo Ruiz, a quien conoció porque los presentó su prima María Elena Marqués, duró ocho años de novia y en 1953 se casaron.

De sus hijos sólo dos de ellos, Enrique y Pablo, hicieron algunos pininos en el cine cuando eran niños, después lo dejaron.

"A mis hijos les gustaba mucho el cine. Me acompañaban al set. ¿Te acuerdas de Sor Yeyé? Mi hijo Enrique era el niño chiquito. Luego Pablo hizo a Hugo en El Libro de Piedra (de Carlos Enrique Taboada)", recuerda la actriz, quien es de las pocas en Televisa que atesora un contrato de exclusividad vitalicio.

Aunque antes de casarse Queta le prometió a su marido que dejaría la actuación para dedicarse al hogar; nunca se lo cumplió.

"Cuando llegamos de la luna de miel estaba ya esperándome un libreto. Me dijo mi marido: 'Tú dijiste que ya no ibas a trabajar'. 'Ay', le digo: 'Yo no le voy a decir a Manolo Fábregas que no, ¿tú sí?, tú háblale'. 'No, tú háblale: Entonces ve'. Así seguí trabajando como si nada, nada más me retiré temporaditas, cuando tuve a mis hijos".

Lo que más extraña de la Época de Oro del Cine Mexicano es la calidad de las películas, su contenido,  que, asegura, era muy blanco. Los besos eran de piquito y los actores destacaban por su gran talento.

"Antes se daban besos decentes, no como ahora que son como que se van a comer", agrega sonriendo.

Otra de las cosas que añora es el glamour, ya que las mujeres vestían siempre de gala y los hombres andaban de traje.

"Qué esperanzas que fuéramos al estreno de una obra o película en jeans, no, no, no. Ahora van con huarache, jeans y morral, tatuados y con aretes".

UNA VOZ ESPECIAL

Del cine pasó a la televisión, donde, asegura, fue de las precursoras junto a Manolo Fábregas de los teleteatros, hoy conocidos como telenovelas.

Su último trabajo para la pantalla chica fue en Qué Pobres Tan Ricos, estelarizada por Zuria Vega y Jaime Camil, donde hizo a la abuelita Mati.

También se dedicó por 22 años al doblaje, que combinó con sus otras facetas en el cine, teatro y televisión.

Queta fue la voz de Ultra en la serie Los Supersónicos y en Heidi fue La Señorita Rottenmeier.

"Ya no me gusta hacer doblajes porque es mucho encierro. Ya escojo muy bien mis trabajos".

NO PIENSA EN EL RETIRO

¿Ha pensado en retirarse? "No", así de tajante responde la actriz, quien aunque actualmente no tiene un proyecto, acude a Televisa por lo menos cada dos semanas para que le arreglen las uñas y cortarse el cabello.

"Tengo operada la cadera y la columna, pero gracias a Dios camino, subo las escaleras, no te voy a decir que con mucha rapidez, pero todo lo hago. Mientras Dios me conserve la lucidez y me soliciten los productores, seguiré trabajando".
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Famosos

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS