Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Empresas?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Acusa Kia presiones

  • Manuel de la Torre, consejero general y director de Relaciones Institucionales y Gobierno de Kia Motors. Foto: Ruben Nava
Rubén Nava
La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec) de Nuevo León ha puesto ultimátums a Kia para que firme un nuevo acuerdo de incentivos o no concluirán la infraestructura pendiente en su planta en Pesquería, afirmó Manuel de la Torre, consejero general y director de relaciones institucionales y gobierno de la armadora.

"Ellos dieron ya varios ultimátums de que o se firma el nuevo convenio o se suspende absolutamente todo lo que ha hecho el Gobierno de Nuevo León", aseguró el directivo.

De acuerdo con De la Torre, la planta de Kia está a un 98 por ciento de ser concluida, pero la infraestructura pendiente que prometió la Administración de Rodrigo Medina, como las espuelas de ferrocarril, drenaje pluvial, suficiente energía eléctrica, entre otras cosas más, impiden que esté lista.

Ante la falta de infraestructura, explicó que Kia se ofreció a pagarla para que posteriormente el Gobierno de Nuevo León reembolse la inversión; no obstante, la actual Administración también se negó debido a que no han firmado el nuevo convenio.

Además, el ejecutivo dijo que la Sedec les ha argumentado que el actual contrato de incentivos presenta 33 irregularidades, pero que la dependencia no les ha señalado cuáles son dichas anomalías.

"Para nosotros esto no debe ser motivo para un análisis por parte de un particular, si hay alguna ilegalidad, debe ser (determinada) por parte de un juez, el que diga que esto es ilegal o esto es irregular", refirió.

El directivo de Kia reiteró que la armadora no accederá a un nuevo contrato, pues esto implicaría volver a cumplir con los pasos necesarios para presentar una solicitud de incentivos y pondría en riesgo el inicio de su producción en mayo próximo.

"Estamos hablando que puede tomarse uno o dos meses en el mejor de los casos", detalló De la Torre, "porque además se necesitaría que cada uno de los agentes involucrados estuviera de acuerdo en otorgar eso. Queremos que se respete el actual".

Aunque Kia no contempla dejar Nuevo León, el directivo señaló que las dificultados que vive la armadora en el Estado podrían ser un factor para que en un futuro retiren ciertas inversiones.

"Georgia ha manifestado nuevamente el interés para llevarse la producción", afirmó.

Ayer, a través de un desplegado, distribuidores de Kia Motors y el sindicato de trabajadores automotrices pidieron al Presidente Enrique Peña Nieto intervenir para concretar la planta de la automotora coreana en Pesquería.
Hora de publicación: 00:00 hrs.
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS