Más de ElNorte
Desairan magistrados a Vargas
Cancelan bares y conciertos; estadios, al 30%
Duplicaría Guardia presencia en NL
Concentran 5 estados alza de pobreza
Truena parachute en Vallarta y deja a mujer a la deriva
Da polaco campanada en marcha 50k
¿Qué suspendió NL por el Covid?
Se disparan casos a nivel de enero
Anuncian a Messi como 'refuerzo'
Lee en 3 minutos lo que AMLO dijo en conferencia
Cobertura especial: Tokio 2020
¿Viaje al espacio? Paga Dls. 450 mil
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Piden ayuda para llevar auto solar mexicano a certamen

  • Los alumnos buscan participar en el concurso de Bridgestone World Solar Challenge 2021. Foto: Especial
ico_clock
04 min 00 seg
Iris Velázquez
Su preocupación por el medio ambiente fue el motor de arranque para que alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) diseñaran un vehículo que funciona con paneles solares. Su prototipo es candidato para ingresar a un certamen internacional, pero peregrinan por recursos para ello.

Saben que el diseño automotriz es costoso, por eso, dicen, el nombre de México no suele figurar en competencias mundiales, pero este año hay talento y esfuerzo para presumir ante otros países.

Desde 2019, el equipo empezó los trabajos con miras a registrarse en el concurso de Bridgestone World Solar Challenge 2021.

Diseñaron un modelo a escala que se podía manipular desde el teléfono, avanzar y prender las luces, pero a unos meses de que se celebre el certamen en octubre, aún no logran completar los recursos.

Son cerca de 500 mil pesos los que necesitan y les falta la mitad.

Son 70 los estudiantes que conforman el equipo de Hyadi Solar Rancing Club. Fue nombrado así porque la primera palabra en el imaginario otomí se refiere al sol, explicó Alberto Ávila, uno de los integrantes.

Para conseguir el dinero para competir, cuenta el alumno de 23 años, han hecho "prácticamente de todo".

Han boteado en las calles, vendieron comida, hicieron rifas y reunieron hasta el último peso de sus becas, pero lamentaron, no ha sido suficiente.

Su historia se remonta desde el año 2016, cuando un grupo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería impulsó el diseño de vehículos.

"Al principio batallábamos por gente que quisiera aprender. Empezamos como 30, nos pusimos a investigar, a leer un buen de libros, a preguntarle a profes, esto es iniciativa de nosotros. Se trata de construir un auto eléctrico, tiene paneles solares arriba y sabemos que por algo se empieza, queremos poner un granito de arena y hace falta mucha investigación", señaló Ávila en entrevista.

"Esto es algo muy nuevo, no es algo que todo el mundo sepa. Hasta agosto y septiembre de 2019 se juntó mucha gente y hasta nos dieron un espacio en el taller de la escuela. Al principio, no nos daban más que consejos, no había apoyo económico y con nuestra emoción y nuestros recursos fuimos avanzando. Tal vez ni creíamos que podríamos llegar tan lejos, y lo estamos logrando".

Resaltó que este tipo de certámenes tiene cerca de 30 años, pero México sólo ha participado una vez: en los 90 con un carro solar realizado por alumnos de la UNAM y el Tecnológico de Monterrey.

A nivel local ganaron el concurso de Noche de las Estrellas, de la Academia Mexicana de Ciencias, y buscaron una beca en la Embajada de México en Estados Unidos, además del apoyo de empresas, pero la pandemia también atoró algunas actividades.

Sin embargo, eso no los ha detenido y siguen luchando por su sueño de competir.

"Para nosotros es impresionante, sería impresionante combatir con países y principales universidades. México es un país que tiene mucho recurso solar, y también problemas de tráfico, soñamos mucho, pero la gasolina es muy cara y tenemos en nuestras manos algo que podría ser una solución contra la contaminación, las contingencias climáticas se ven cada tercer día, México debería ver estas opciones", dijo.

El auto mide 4.5 metros de largo y 1.80 metros de ancho. Está diseñado para dos personas (conductor y pasajero). El avance en la manufactura es de 40 por ciento y falta todo el cableado y programación.

"Nos falta lo más costoso. Sería como un Tesla. Por favor apóyennos. Ninguna ayuda es mínima. Algunos hasta nos han dado donas para que las vendamos", apuntó.

La velocidad que pueda alcanzar depende de los motores que consigan, y podría llegar hasta los 300 kilómetros sin recarga y avanzaría a 70 u 80 kilómetros en promedio y con una máxima de 130 a 140 kilómetros por hora.

Su diseño es autónomo nivel dos, o sea, se podría conducir sin ayuda del conductor por unos instantes, y podría detectar el riesgo de chocar y en caso de que eso ocurra, se detendrá, explicó.
Hora de publicación: 17:50 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS