Recibe en tu email las próximas
columnas de Ricardo J. Guajardo
1 mes
2 meses
3 meses

Se verá en los resultados



Ricardo J. Guajardo
en EL NORTE

ico_clock
3 min 30 seg


Fue alentador el análisis presentado por EL NORTE con respecto a la "experiencia" que llega con el nuevo Congreso estatal, y en conjunto con la noticia de que los actuales Diputados desistieron del madruguete con el que pretendían agandallar posiciones administrativas en organismos estatales.

Con todo esto se aclara el panorama, esperando lo mejor para Nuevo León, y previendo un buen trabajo en conjunto con el Gobernador electo Samuel García.

Igualmente positivo fue leer que los líderes partidistas ofrecen impulsar acuerdos para beneficio del Estado sin importar los colores que representan, algo que se conoce coloquialmente como "voluntad política".

Pero antes de aplaudir, revisemos a detalle porque, a diferencia de las empresas en donde la experiencia es bienvenida y bien remunerada, ésta contrasta en la política. Aquí la podemos resumir en términos de antigüedad, mañas, moches, dinosaurios, colmillo, opacidad, favores, etc.

Del Congreso se esperan propuestas inteligentes y prácticas, resultados acotados en tiempos, rendición de cuentas, transparencia y disposición de escuchar a la ciudadanía.

En una empresa, donde también es importante la opinión de sus consumidores, lo anterior es indispensable para la permanencia de los ejecutivos en sus cargos.

Pero en el caso de nuestra Cámara local, la "experiencia" del 86 por ciento de los legisladores en la función pública no garantiza resultados, y aun así pueden no ser cesados e incluso ser sujetos de reelección.

De los 15 Diputados panistas, 7 fueron reelegidos, y si bien la reelección existe para "dar continuidad" a un buen trabajo, ya sabemos que los actuales Diputados no han dado el kilo, dejando un sinfín de pendientes.

Se perfila a Ivonne Álvarez, del PRI, para presidir el Congreso, habiendo sido Diputada federal, Alcaldesa, Senadora, y candidata a la Gubernatura. Sin embargo, aun con el beneficio de la duda, algo de esto, más que experiencia acumulada, representa lo que en el argot popular se conoce como "chapulineo".

Tenemos a un par de mujeres jóvenes de 28 años, Cecilia Sofía Robledo, del PAN, y Anylú Bendición Hernández, de Nueva Alianza, quienes representan una nueva generación de políticos, y ojalá aporten ideas frescas, y una juventud importante de frente al futuro.

En el otro extremo, Morena postuló a María Guadalupe Guidi, de 66 años, la congresista de mayor edad, de quien esperaríamos que aporte preparación y conocimiento, mas no las ideas cavernarias insignia de la 4T.

Con un promedio de 42 años, tenemos a un 66.6 por ciento de los legisladores preparados, es decir, con nivel de licenciatura que, considerando la importancia de NL a nivel nacional, es bajo.

Sin embargo, existe una buena señal, ya que un 31 por ciento de nuestros Diputados electos cuentan con maestría y doctorado -y por tanto, de acuerdo con el infausto clásico presidencial, son "aspiracionistas".

El panista Luis Susarrey trae entre sus propuestas elevar el nivel educativo de los candidatos al Congreso como condicionante para contender en un futuro.

Si bien esta idea pudiera dejar fuera a gente valiosa que no ha tenido la oportunidad de prepararse, situémonos, a manera de ejemplo, en una posición en la que requiramos atención médica: siempre será mejor atenderse con el graduado de la UANL, que ir a La Petaca o con el Niño Fidencio.

El escenario para los siguientes tres años puede ser positivo si el Congreso conjuga su preparación con la "voluntad política", anteponiendo las necesidades del Estado y sus ciudadanos a los intereses partidistas, coordinándose con un Gobernador novato, pero con un equipo experimentado y profesional.

Ya se han escuchado voces del PRI y del PAN pidiendo seriedad y enfoque a resultados de parte de sus legisladores; haber abortado el nefasto madruguete en el Congreso es buena señal.

Excelente noticia contar con experiencia y preparación, pero sólo con resultados sabremos si sirvió de algo o no.

 
El autor es ingeniero industrial por el Tec de Monterrey y MBA por University of Hartford.

rjguajardo@yahoo.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS