Recibe en tu email las próximas
columnas de Hiram Mier
1 mes
2 meses
3 meses

Un honor con letras doradas



Columnista Invitado

Hiram Mier
en EL NORTE

ico_clock
2 min 30 seg


El cantar el Himno Mexicano en el podio es un sentimiento difícil de explicar porque es un momento único, un podio con una medalla de oro es lo máximo.

La verdad, no lloré, pero sí estuve a punto, se me puso la piel chinita al escuchar el Himno, fue muy emotivo.

Recuerdo que se sufrió en la Final ante Brasil, pero se ganó.

Íbamos 2-0, luego 2-1 y en la última jugada llegó el cabezazo del brasileño Oscar. Nos salvamos, ya sentía que nos estaban agobiando y ya quería que se acabara el juego.

Yo volteaba a ver el reloj, después ves el tiempo añadido y se me hizo eterno ese tiempo, pero lo supimos defender.

Pitó el árbitro y lo primero que se me vino a la mente fue mi familia, mis compañeros. En ese momento no tenía idea de la magnitud de haber ganado la medalla de oro y no te das cuenta de todo lo que representa, de la felicidad que hubo en México.

Me di cuenta hasta la premiación, en el podio, con el Himno.

La medalla no me la quería quitar. Tenía como un miedo de que si la dejaba por ahí se me iba a perder y en el hotel, haciendo la maleta, no la quería poner en la maleta documentada, porque sí me daba miedo perderla.

Cuando regresé de Londres estaba en Rayados y le di todo a mis papás, ahora que estoy en Guadalajara la tengo conmigo.

Ser campeón olímpico es algo que no se olvida, queda para el recuerdo, es un honor que queda con letras doradas. Todavía voy a un lugar y la gente me lo recuerda, fue un día que marcó historia para el futbol, para México y lo tengo muy presente en mi vida.

Tengo mucha fe en que México puede hacer un gran papel en Tokio, con mayores que tienen experiencia y los más jóvenes ya tienen trayectoria en su equipo, y tienen a "Jimmy" Lozano, quien fue un entrenador mío y tiene un cuerpo técnico muy capaz.

A Charly Rodríguez lo conozco porque él estaba en Fuerzas Básicas cuando yo estaba en el Monterrey y sí lo frecuentaba.

Es un gran tipo, un gran ser humano, tiene mucha calidad y lo que le puedo decir a él y al equipo es que trabajen duro, que es una experiencia que quizá no se repita, que crean en ellos mismos, que si quieren el oro lo tienen que tener muy presente porque festejar y ver festejar a tus compañeros con una medalla de oro es un privilegio.

 
 
"Ser campeón olímpico es algo que no se olvida, queda para el recuerdo, es un honor que queda con letras doradas".

Hiram Mier
Regio campeón olímpico con el Tri
 
 
El autor es regio y ganó la medalla de oro en futbol, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

 
 
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS