Recibe en tu email las próximas
columnas de Karen Batres
1 mes
2 meses
3 meses

Un líder



Karen Batres
en EL NORTE

ico_clock
3 min 30 seg


Varios puntos resaltan desde que fue electo Samuel García como Gobernador de Nuevo León.

Uno: su actividad inusitada, que tal vez no hayamos visto antes de otro Gobernador, al comenzar reuniones y alianzas nacionales e internacionales antes de iniciar su Administración.

En una gira de trabajo, por invitación de Henry Cuellar, congresista que encabeza la Cámara Bilateral México-Estados Unidos, García realizó un torbellino de encuentros tanto con el legislador y colegas, como con cámaras de comercio y el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma.

Luego se reunió con autoridades de Laredo, con el Gobernador de Texas y con el Presidente López, en una agenda de eventos que se antoja vertiginosa.

En México, ha asistido a reuniones en Jalisco con Alcaldes electos de Nuevo León y con el Gobernador Enrique Alfaro, y cuyo ejemplo de eficacia García desea imitar.

La idea de juntar a los Alcaldes electos en un terreno neutro con un Gobernador sobresaliente serviría mucho para concretar la cooperación y alianza que García desea ver entre su Administración y los Alcaldes del área conurbada; sin ésas, su trabajo será más complicado.

Otro punto es el hecho de que un hombre de 33 años tiene la energía necesaria para llevar a cabo la serie de viajes, reuniones y actividades diversas que sus giras de trabajo involucran.

El tercer punto importante es la calidad de sus nombramientos. Parece que repetirán Carlos Garza y Aldo Fasci; Sofialeticia Morales Garza, para la Secretaría de Educación, cuenta con un doctorado de Harvard. Su área de estudio es evaluación del impacto de la educación en el desarrollo.

Los retos que le impondrán a García las condiciones actuales en Nuevo León son enormes. El área conurbada crece sin ton ni son, presentando desafíos impactantes en la infraestructura -calles, puentes, el Metro, mantenimiento.

Tenemos el reto del tráfico, el pésimo transporte público, una coordinada respuesta ante la variante covid Delta, la necesidad de reparar todos los puntos de fuga de agua y de racionalizar el uso del mismo, enfrentar los cortes de energía eléctrica que anuncia la CFE, desarrollar estrategias para reducir los incendios y controlarlos, frenar la incursión del crimen organizado, reparar las escuelas rurales (algunas ni baños tienen), y organizar una campaña de convencimiento para vacunarse.

Son sólo una parte de lo que seguramente García tendrá que manejar desde el día uno de su Administración.

Por otro triste lado, al parecer el Congreso de Nuevo León promete adoptar las tácticas de los republicanos en el Congreso estadounidense: no sé lo que quieres, pero mi respuesta es "no".

Tal vez les sería prudente a los congresistas locales recordar que los partidos tradicionales, a nivel local y nacional, no ofrecen ni coherencia ni liderazgo, y los resultados se ven en la elección de García.

Los municipios siguen dando vida al PRI y al PAN, pero la victoria de Miguel Treviño en San Pedro para su segundo periodo como Alcalde muestra el hastío de los votantes para las mismas caras de siempre.

El problema es la transición de un líder popular de partido municipal, como lo fue Ivonne Álvarez del PRI, hacia el escenario estatal o nacional, donde toda la madeja partidista complica o desprestigia al aspirante.

César Garza Villarreal, por ejemplo, el Alcalde priista de Apodaca, popular y conocido por eficaz, tendría que lidiar con el prestigio de cadáver que tiene el PRI si se lanzara para un puesto estatal o nacional. No sería fácil.

Se dice en inglés que el que tiene que comer sus palabras cena cuervo. Espero estar cenando cuervo en relación con García, quien no ha sido tratado bien en este espacio. Si tiene éxito, se cantará aquí.

 
 
kabatres@gmail.com
 
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS